Condenan al SERGAS por las lesiones sufridas por un paciente tras una infección hospitalaria

Publicado el 29/03/2012

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número Dos de Santiago de Compostela, ha condenado al SERGAS a indemnizar con 45.000 euros, tras contraer una infección en una operación de fractura de tobillo.

El paciente ingresó en el Hospital con una fractura de tobillo y, fue diagnosticado de: “Fractura trimaleolar de tobillo derecho inveterada” e ingresado en el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología. El mismo día del ingreso fue intervenido quirúrgicamente practicándosele una reducción abierta y osteosíntesis.
Días después, el paciente fue reintervenido quirúrgicamente como consecuencia de un “desplazamiento secundario”. Se le practicó una artrodesis de tobillo mediante fijación interna y externa.
Durante el período postoperatorio inmediato presentó una infección hospitalaria de la que tuvo que ser reintervenido quirúrgicamente para proceder a un desbridamiento y limpieza de la herida operatoria.
Al mes siguiente reingresó en el citado Servicio por fiebre y supuración a través del fijador externo implantado, fue reintervenido nuevamente. Se procedió a la retirada del fijador externo y curetaje del trayecto del “pin” calcáneo. En la actualidad el paciente sufre graves secuelas a causa de las intervenciones practicadas.